Opinar ya es un dato que permite evaluar cambios.

This post has already been read 82 times!

La opinión es siempre el resultado de un proceso reflexivo sobre un hecho  en un determinado espacio de tiempo y lugar.

Si la sociedad lograr generar una trama de datos con referencia a su territorio compuesta por entrecruzamientos horizontales de las opiniones – hecho que en la actualidad es posible amplificar por el uso de las redes sociales– y el factor vertical que se produce por el análisis de la misma según los distintos niveles de decisiones en la sociedad – apalancado por el uso de herramientas de gestión de datos-, estaremos en condiciones de sentar las bases para el desarrollo continuo y sostenible del territorio.

Si del conjunto de opiniones en un determinado territorio en un espacio de tiempo acotado se centra en el aspecto limpieza del espacio urbano, podemos inferir que el tema en cuestión es relevante y que merece su análisis profundo.

Este conjunto de datos obtenidos de manera horizontal inscripta en la participación de los habitantes permite destacar su importancia para llamar la atención de quienes deben interpretar los mismos y generar propuestas que circulen de manera vertical.

Esta visión de la participación en la gestión de datos resulta de gran utilidad al momento de optimizar el uso de los escasos recursos del Estado.

La curiosidad, la participación y el compromiso de los habitantes del territorio son la base para contar con un tejido de datos que tenga como destino la mejora de la calidad de vida del conjunto.